3.9.08

 

Ernesto Cardenal: el compromiso de las palabras


Apenas está teniendo repercusión en los medios españoles el posible encarcelamiento del poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal. A Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, no le están saliendo las cosas como pensaba y las voces críticas se están haciendo cada vez más presentes de lo que le gustaría. Y frente a las palabras incómodas, nada mejor que tratar de asustar a quienes las pronuncian en alto, algunas de ellas cargadas del simbolismo de Cardenal o de Carlos Mejía Godoy, autor del himno del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y de buena parte de las canciones vinculadas a la revolución que ha pedido que se dejen de utilizar sus composiciones musicales en los eventos del presidente que ha calificado como la “tragicomedia más vergonzosa de los últimos años”.

La animadversión de Ortega hacia Cardenal se ha visto acrecentada tras el acto de toma de posesión del presidente de Paraguay, el ex -obispo Fernando Lago. Diversos movimientos feministas, con la Ministra de la Mujer a la cabeza, se encargaron de vetar de forma directa la presencia del presidente nicaragüense en el acto dadas las acusaciones de abusos sexuales, nunca juzgados, que había denunciado su hijastra Zoilamérica Narváez. Sin embargo, Cardenal pudo disfrutar de una calida y multitudinaria acogida por los paraguayos, donde aprovechó para criticar públicamente el gobierno de Ortega.

Ernesto Cardenal siempre ha sido un hombre comprometido con su pueblo. Forma ya parte de la historia esa imagen en la que Juan Pablo II en su primer viaje al país centroamericano amonestaba en un feo gesto al sacerdote por su implicación con el gobierno sandinista y por ocupar el Ministerio de Cultura, uno de los emblemas de la revolución nicaragüense. Mucho más complicado lo tuvo su hermano Fernando, jesuita y Ministro de Educación, a quien se le impidió compaginar la vida religiosa con la política. Sus palabras hoy suenan con la misma fuerza que a principios de la década de los ochenta: "Es posible que me equivoque siendo jesuita y ministro, pero déjenme equivocarme en favor de los pobres, porque la Iglesia se ha equivocado durante muchos siglos en favor de los ricos".

Ernesto Cardenal hoy tampoco se calla y está dispuesto en ir a la cárcel. Aunque los otros artesanos de las palabras le están acompañando muy de cerca.

Saramago: "Ernesto Cardenal, uno de los más extraordinarios hombres que el sol calienta, ha sido víctima de la mala conciencia de un Daniel Ortega indigno de su propio pasado, incapaz ahora reconocer la grandeza de alguien a quien hasta un Papa, en vano, intentó humillar" (...) "Si no levanta la voz para clamar, él mismo, contra la condena de Ernesto Cardenal, sabremos que sus méritos humanos y políticos han caído a cero. Una vez más, una revolución ha sido traicionada desde dentro"

Eduardo Galeano: "Toda mi solidaridad para Ernesto Cardenal, gran poeta, espléndida persona, hermano mío del alma, contra esta infame condena de un juez infame al servicio de un infame gobierno".

Antonio Skármeta: "Aquí en Chile le decimos que no se atreva a tocar a Cardenal ni con el pétalo de una rosa".

Etiquetas: , , ,


Tu comentarios:
No llegaba yo a veinte años y ya andaba tras las palabras de Cardenal, también de Casaldaliga,porque era ejemplo vivo de compromiso con los pobres y también con la izquierda. Él ayudo a Ortega en la revolución y ascenso al poder y el hecho de que ahora traten de callarle no se debe a no haber alcanzado cuotas de poder [fue ministro de cultura] si no a que es crítico con el poder venga de donde venga y se disfrace de progresía o de divinidad. Para mí, siempre ha sido un modelo. Lamentablemente, -y se ha demostrado mil veces- la la izquierda utiliza a los críticos cuando está en la oposición pero los defenestra al llegar al poder.
 
Es curioso. Yo andaba por la misma edad cuando llegué a ellos: Cardenal, Romero, Casaldáliga, Boff, Sobrino,… El compromiso de una iglesia que optaba por los pobres de manera radical y hasta las últimas consecuencias como le ocurrió a Ellacuría. Muchos de ellos continuan siendo referentes (dentro y fuera de la iglesia) de la capacidad crítica contra las diferentes estructuras de poder, sean las que sean y tenga el color que tengan.
 
Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?