12.10.10

 

"Alicia en un mundo real" de Isabel Franc y Susanna Martín



Antes, durante muchas temporadas, el otoño era el momento de estrenar cuadernos nuevos. Sin embargo, ahora, estas semanas están llenas de libretas repletas de notas con proyectos que tienen que ser finalizados antes de que llegue el 30 de noviembre. Así estos meses se convierten en una de las estaciones más agotadoras del año. Tal vez por eso no había escrito nada por aquí de “Alicia en el mundo real”. Pero, preparando una ponencia que tengo que dar dentro de un par de semanas sobre sexualidad he vuelto sobre el formidable trabajo de Isabel Franc y Susanna Martín. No es casual. Es un libro sobre el que volver cada cierto tiempo. Es un libro que te hace reír pero que, cada vez que lo lees de nuevo, te deja hilos sobre los que rumiar, sobre los que pensar. Algunos de ellos los voy a retomar en esas jornadas de Madrid. Y en concreto el discurso sobre el cuerpo, sobre las intervenciones corporales, sobre la performatividad. Alicia se acuerda de la catalana Maria Mercé Marçal cuando dice “Una de mis poetas favoritas habló de “la cualidad humilde de los cuerpos vivos” y este cuerpo mío andaba entonces más humilde que nunca”. “¿Es que sólo se puede lucir un cuerpo cuando es perfecto”, se pregunta la protagonista en su proceso de decisión sobre qué hacer con su cuerpo tras la mastectomía. ¿Un sujetador con prótesis? ¿Una intervención estética? La decisión que toma Alicia es un ejercicio de activismo, de reivindicación de la “perfecta imperfección”. No lo voy a desvelar. Leer el libro.
Esto es lo que cuentan en Norma Editorial acerca de Alicia en un mundo real, donde además puedes leer las primeras páginas.


La Alicia que os presentamos no vive en el país de las maravillas. Ha pasado por una experiencia que, lamentablemente, es real y común para muchas mujeres: un cáncer de mama. Sin embargo, gracias a su espíritu luchador, alocado y positivo ha sabido darle la vuelta a la situación.
Ni el periplo de la enfermedad ni los tratamientos agresivos ni la extirpación de un pecho le han robado el sentido del humor. La protagonista nos cuenta su aventura partiendo de un lema muy claro: La vida después del cáncer ya nunca es igual… pero viene a ser lo mismo. Esperamos que os contagie su visión irónica de la vida.


Gracias a la entrevista que Toni Boix le hace a las autoras en Zona Negativa, blog especializado en cómic, uno descubre que la imagen de abajo fue la primera que Susanna Martín realizó y la que de, algún modo, supuso la confirmación que las dos estaban juntas en ese proyecto que pocas horas le había planteado Isabel y que "aquello tenía que funcionar".

Etiquetas: ,


Tu comentarios: Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?