18.4.08

 

La pequeña historia de la muerte de un perro

"Que un perro muera de hambre y de sed es posible, no lo dudo. Que muera porque está atado, sin agua y sin comida, tiene un responsable. Y si muere porque está atado, sin agua ni comida, en una galería de arte, y esa pequeña muerte, pública y anunciada, se considera arte, entonces que me paren el mundo, que me bajo. El mundo del arte, digo, y el otro también."

Rosa Pereda, más en El País

Etiquetas: ,


Tu comentarios: Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?