12.9.09

 

After Dark

"Saca otro disco, lo inspecciona a la luz y lo pone sobre el plato. Al pulsar el botón, la aguja desciende. Se oye un crepitar imperceptible. Luego empieza a sonar Sophisticated Lady, de Duke Ellington. El solo del lánguido clarinete bajo de Harry Carney. Los movimientos pausados del barman confieren al local una manera muy particular de fluir el tiempo.

Mari le pregunta al barman:
- ¿Usted sólo pone elepés?
- Es que los cedés no me gustan - responder el barman.
- ¿Por qué?
- Porque brillan demasiado.”

Haruki Murakami: After Dark

Etiquetas:


Tu comentarios: Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?