18.5.09

 

La noche no fue para ella

Ni traerte al mismísimo Andrew Lloyd Webber y ponerlo frente a un piano. Ni colocar sobre unos sensuales labios a la stripper Dita Von Teese, ex de Marilyn Mason, y que se pasee con poquita ropa por el impresionante escenario moscovita mientras el otro enseñaba unos marcados abdominales. Ni contar con cantantes de prestigio internacional como Noa o Patricia Kaas. Ni los fuegos artificiales, las ruedas, las plataformas tecnológicas, ni los bailes tradicionales. Nada pudo con Alexander Rybak y su cuento de hadas.

Era el gran favorito de una noche que comenzó con un asombroso espectáculo del Circo del Sol. Desde que se conoció su canción estaba en todas las quinielas. En todas las encuestas fue siempre el primero. Y no hubo sorpresas. Nunca otra canción había obtenido una puntuación tan alta en la historia de este Festival: 387 frente a los 218 de Islandia. Esta vez las previsiones no fallaron. Y no fueron los votos de los países vecinos (que sólo tiene tres). Ni el bloque de países de Europa del Este. Todos votaron con las puntuaciones más altas a la propuesta noruega. Nosotros también le dimos los doce puntos.

Lo que nada hacía presagiar era el impresionante batacazo de Soraya. La noche no fue para ella. Tanto el lituano Shasa Son como ella (primero y última en actuar) debieron consolarse mutuamente en una noche en la que la esperanza no les sirvió de mucho. Aun así, es necesario reconocer que la propuesta española era una de las mejores de los últimos años. La extremeña lo dio todo sobre el escenario. Y no, no se merecía una posición tan baja.

Etiquetas:


Tu comentarios: Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?