15.3.09

 

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

“Estaba amarrada con correas de cuero en una estrecha litera de estructura de acero. El correaje le oprimía el tórax. Se hallaba boca arriba. Tenía las manos esposadas a la altura de los muslos”. Estas son las primeras palabras del segundo volumen de Millenium: “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” que he devorado en muy poco tiempo. Y aunque reconozco su capacidad adictiva, el primero fue capaz de embaucarme mucho más que éste cuyo final me resulta demasiado inverosímil (por decirlo suavemente y sin desvelar nada). Aún así estoy deseando que llegue junio para volver a disfrutar con las aventuras de Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist.

Ahora, después de cerca de 1400 páginas, le queda a uno una cierta sensación de desasosiego: ¿Qué leer en este momento?

Etiquetas:


Tu comentarios:
mmmmm!! Al final terminas enganchandome a la lectura....
 
Mucho me gustaría pero lo dudo tantísimo.
 
Pues mira..... Quizá si me prestas el primero me lo leo.
Así puedo opinar
 
Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?