17.1.08

 

¿Cómo pudiste hacerme esto a mí?

Menuda semanita lleva Rajoy. ¿Cómo estará durmiendo? ¿Tendrá pesadillas con pequeños Gallardones invadiendo su plácido sueño de fumarse un puro en el baño de la Moncloa o, más bien, con la lideresa embutida en negro cuero dándole con la fusta?

Pobrecito. Si no le ha dado ni tiempo a saborear el subidón trás la inclusión del eléctrico en la lista al Congreso por Madrid. Ni un día de placer. ¡Cuánta crueldad! Tantas chispas han llegado a la calle Génova, tantas chispas que han acabado por electrocutar a Gallardón, que ahora aparece con ese disfraz de Bambi, de víctima orgullosa: "No me puedes hacer esto. Voy a llorar. Ya no te ajunto, Mariano. Sniff, sniff. Pues... como no me quieres me voy pa mi casa". ¿Alguien se lo cree? Que lastima que ese ascensor en el que se encontraron la lideresa y el alcalde no tuviese una cámara a lo Gran Hermano para poder ver a Gallardón haciendo pucheritos mientras la otra remataba su sesión del más puro sadomaso.

Cuentan que Mariano lleva dos días recibiendo a cada hora un SMS que dice: ¿Cómo pudiste hacerme esto a mi? Yo que te hubiese querido hasta el fin. Sé que te arrepentirás.

Etiquetas:


Tu comentarios:
Brillante, Pablo!

; )

Bss.
jose
 
Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?