16.8.07

 

Esperando la Caótica Ana de Medem

Siempre he sentido una gran atracción por el mundo y el cine de Julio Medem. Sus propuestas me han generado, habitualmente, una extraña fascinación. Recuerdo a la perfección la tarde de 1996 en la que me perdí entre las imágenes de los campos rojos de Tierra en aquel cine de Cáceres.

Cuando se estrenó Lucía y el sexo en septiembre de 2001 era mi primer día en Zaragoza, me había quedado sin vacaciones voluntariamente para pasar casi todo el mes en un curso del Modelo de la Ocupación Humana, ese agotador curso al que tanto provecho le saqué después.

Han pasado casi seis años. Ahora… a esperar al 24 de agosto para ver Caótica Ana. Mientras tanto podemos saborear las palabras de este peculiar director en el artículo que publicaba este domingo en El País Semanal, acompañado de unas preciosas fotos de Javier Salas, cuyo comienzo es un estremecedor relato del fallecimiento de su hermana Ana, acontecimiento que daría origen a la película que veremos en unos pocos días:


Mi hermana Ana Medem era pintora, y lo sigue siendo a través de sus cuadros. El inicio de este viaje lo voy a contar sin pisar mucho la tierra, un poco por encima para sufrir lo menos posible. El día 7 de abril de 2001, mi hermana inauguraba su exposición de pintura (la más extensa de su trayectoria) en unas bodegas de Cariñena, al sur de Zaragoza. Llegando en coche a esta comarca de vinos volví a reconocer el tono rojizo de los paisajes de Tierra, mi tercera película, que rodé allí hacía cinco años. Mi hermana nos había convocado en la entrada de la exposición a su familia directa y a sus amigos; tenía muchísimos. Es decir, allí estábamos esperándola todas las personas que más quería, ante una puerta cerrada que ella debería abrir. Minutos antes de la hora señalada para la inauguración, a tres kilómetros, mi hermana murió en un accidente de coche. No entramos en la exposición. Tengo grabada en mi mente una luna llena en el cielo del final de la tarde, casi roja, y casi encima de la carretera, mientras conducía mi coche hacia Zaragoza.

Etiquetas:


Tu comentarios:
Opiniones encontradas en:

http://lacaoticaana.blogspot.com/
 
Publicar un comentario

El enlace a este texto:

Crear un enlace



<< Vuelve atrás

This page is powered by Blogger. Isn't yours?